NFL

Confirman suicidio de Aaron Hernández

Boston, EUA.- Aaron Hernández, exjugador del equipo de futbol americano Patriotas de Nueva Inglaterra que en 2015 fue sentenciado a cadena perpetua por homicidio, se suicidó el martes pasado en su celda, revelaron los resultados de su autopsia dados a conocer hoy.

El médico forense Henry Nields concluyó, tras la autopsia realizada el miércoles, que Hernández había muerto a causa de asfixia por ahorcamiento, y que su cuerpo no presentaba señales de resistencia.

Te puede interesar: Se suicida exjugador de los Patriotas

El suicidio ocurrió cinco días después de que Hernández fue absuelto de un doble homicidio por el Tribunal Superior de Suffolk, aunque el exjugador debería purgar una sentencia de por vida por el asesinato en 2013 de Odin Lloyd.

El fiscal del distrito de Worcester, Joseph Early, explicó que Hernández estaba encerrado en su celda alrededor de las 20:00 horas locales del martes pasado, y que nadie entró a ese recinto hasta que un oficial del penal observó su cuerpo ya sin vida a las 03:03 horas del miércoles.

El oficial forzó la puerta de la celda, que estaba atascada por un pedazo de cartón, de acuerdo con Early. En la celda se hallaron además tres notas manuscritas junto a una biblia.

Te puede interesar: Adriana Lima rompe con estrella de Patriots

Estudiarían su cerebro

La Universidad de Boston, que estudia las conmociones sufridas por los jugadores del fútbol americano, ha recibido el cerebro del exala Aaron Hernández, quien se suicidó el miércoles en la celda donde cumplía su condena de cadena perpetua por un asesinato ocurrido en 2013.

José Baez, abogado de Hernández, explicó que que la familia del exjugador de los Patriots de Nueva Inglaterra pidió que el cerebro fuera entregado a los investigadores de la Universidad de Boston luego de que los forenses confirmaran las causas de la muerte.

La Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) ha apoyado las investigaciones científicas orientadas a conocer los efectos que generan las conmociones cerebrales a las que están expuestos sus jugadores durante su carrera profesional, así como mecanismos para garantizarles mejor protección.

Según el Departamento Penitenciario de Estados Unidos, Hernández se ahorcó con una sábana este miércoles en su celda del Centro Correccional de máxima seguridad Souza-Baranowski, en Shirley (Massachusetts), en el noroeste del país.

El exfutbolista nacido hace 27 años en Bristol (Connecticut), y de ascendencia puertorriqueña e italiana, fue condenado a cadena perpetua sin derecho a libertad condicional en 2015 por el asesinato de Odin Lloyd, un jugador semiprofesional que era novio de la hermana de su prometida, Shayanna Jenkins.

El cuerpo de Lloyd fue hallado a pocos kilómetros de la casa del que fue una de las mayores promesas de los Patriots de Nueva Inglaterra.

Hernández fue absuelto el 14 de abril de otros dos cargos de asesinato en primer grado. La acusación surgió cuando dos personas perecieron en un tiroteo ocurrido hace cinco años en Boston.

Las autoridades locales informaron hoy de que junto al cuerpo de Hernández fueron encontradas tres notas escritas al lado de una Biblia.

Además, tenía las palabras ‘Juan 3:16’ escritas en su frente.

Hernández fue elegido el jugador del año en su ciudad natal en 2006 antes de viajar a Florida para fichar por los Gators, equipo en el que se convertirtió en referente.

De los Gators Hernández dio el salto a la NFL, donde fue contratado en 2010 por los New England Patriots cuando recién había cumplido 20 años.

JAD

Agencias – Foto: EFE

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *